Sponsored by

Local

Note: This story is more than 1 year old.

Agentes fronterizos a caballo rodean el campo No Más Muertes justo antes de Navidad

Los agentes de BP dijeron que estaban buscando una orden judicial para una redada, dicen los trabajadores humanitario

Traducido por Bennito L. Kelty/TucsonSentinel.com

Justo antes de Nochebuena, los agentes de la Patrulla Fronteriza a caballo rodearon la estación de ayuda humanitaria de No Más Muertes al sur de Tucson y les dijeron a los voluntarios que estaban buscando una orden de cateo para registrar el campamento, dijo el grupo.

Si los agentes realizan una redada, sería la tercera incursión en el campamento cerca de Arivaca, Arizona, en cinco meses, acercándose al final de un aumento en la cantidad de restos encontrados en el suroeste de Arizona, probable una señal de que un número mayor de las personas intentan cruzar ilegalmente y mueren en zonas remotas del desierto.

In English: Border agents on horseback surround No More Deaths camp just before Christmas

Las redadas ocurrieron en Byrd Camp, una colección de carpas, remolques y chozas militares excedentes donde los voluntarios trabajan para proporcionar agua, alimentos y medicinas a quienes cruzan el desierto, a unas pocas millas al norte de la frontera entre Estados Unidos y México.

Los activistas del grupo dijeron que agentes fronterizos montados rodearon el borde del campamento el miércoles por la noche y le dijeron al grupo que tenían la intención de obtener una orden federal para llevar a cabo otra redada allí.

NMD (No Más Muertes por su sigla en inglés) dijo que el movimiento de la Patrulla Fronteriza se produce durante las bajas temperaturas en el desierto que rodea a Arivaca, y que las políticas de la Patrulla Fronteriza "son directamente responsables de la crisis, muerte y desaparición de personas en las zonas fronterizas".

Este año, se han encontrado 214 conjuntos diferentes de restos en Arizona, incluidos 39 en el corredor que cubre el Refugio Nacional de Vida Silvestre Cabeza Prieta, y decenas más en el corredor que cubre la Nación Tohono O'odham, según una base de datos administrada por Fronteras Compasivas y la Oficina del Médico Forense del Condado de Pima.

Support TucsonSentinel.com today, because a smarter Tucson is a better Tucson.

Esto representa un aumento significativo desde 2019 cuando se descubrieron 144 casos, y es el número más alto en 13 años desde 2007, cuando se encontraron 223 conjuntos de restos en el sur de Arizona. Más de la mitad de esos conjuntos de restos fueron finalmente identificados, pero el resto, en su mayoría restos óseos, aún no tiene nombre.

Los funcionarios de la agencia matriz de la Patrulla Fronteriza, Aduanas y Protección de Fronteras de EE.UU, no respondieron directamente a la solicitud de comentarios de TucsonSentinel.com el jueves sobre la posibilidad de otra redada.

"En este momento, la Patrulla Fronteriza está llevando a cabo actividades rutinarias de aplicación de la ley en el área", dijo John Mennell, portavoz de CBP, el jueves.

El miércoles, agentes de BP rastrearon a un grupo de 11 personas desde la frontera entre Estados Unidos y México hasta el campamento Byrd. Los agentes dijeron que observaron que tres personas, sospechosas de estar en el país ilegalmente, "intentaron huir del campamento, pero volvieron corriendo cuando vieron agentes cerca", dijo Mennell.

La Fiscalía de los Estados Unidos para el Distrito de Arizona no respondió a una solicitud de comentarios sobre una posible orden judicial.

Nombrado en honor al destacado autor de niños Byrd Baylor — que posee 10 acres que incluyen el campamento — el campamento ha estado en funcionamiento desde 2004 y funcionó durante más de una década bajo una tenue distensión entre los voluntarios humanitarios y los líderes del sector de Tucson. Sin embargo, en 2017, esta distensión colapsó y, durante los siguientes tres años, los fiscales federales presentaron cargos contra nueve voluntarios de No Más Muertes.

“El acoso continuo de la Patrulla Fronteriza al campamento Byrd impide que los pacientes reciban atención esencial ", dijo No Más Muertes en un comunicado." Estas redadas están diseñadas para alejar a los migrantes que necesitan atención vital de la estación de ayuda humanitaria, haciendo que el desierto sea aún más mortal. La criminalización de la migración y la ayuda humanitaria tiene consecuencias mortales.”

"Ninguna reforma puede cambiar una agencia que se dirige continuamente a las personas que buscan ayuda humanitaria con una fuerza violenta de estilo militar, especialmente en la víspera de un festivo destinado a celebrar la hospitalidad hacia los viajeros de tierras lejanas," dijo Montana Thames, un voluntario de No Más Muertes. "Estas acciones son simplemente una continuación de las prácticas violentas que utiliza la Patrulla Fronteriza para aterrorizar a quienes cruzan el desierto a diario. Deben ser no patrocinadas."

Redadas anteriores

En julio, agentes de la Patrulla Fronteriza, incluidos miembros del equipo táctico de la agencia conocida como BORTAC (por sus siglas en inglés), allanaron el campamento No Más Muertes y arrestaron a más de tres docenas de personas que recibían atención médica, comida, agua y refugio.

A esto le siguió una segunda redada en octubre. Los representantes de No Más Muertes describieron las redadas de octubre como una incursión de "estilo militar" con una "demostración masiva de fuerza armada". Agentes armados con rifles de asalto descendieron sobre el campamento con vehículos todo terreno, "docenas" de camiones y un vehículo blindado Bearcat, "persiguiendo y deteniendo a las personas que habían buscado un respiro del calor", dijo No More Deaths.

Support TucsonSentinel.com today, because a smarter Tucson is a better Tucson.

Los agentes retuvieron a siete voluntarios durante casi tres horas, mientras que 12 personas "que estaban recibiendo atención médica, comida, agua y refugio del calor de más de 100 grados (fahrenheit)" fueron detenidas por los agentes, dijo el martes el grupo de ayuda.

Junto con la escalada de acciones, los funcionarios de la Patrulla Fronteriza también intensificaron su retórica contra el grupo, diciendo que la organización que se ha ganado la reputación de salvar vidas en los desiertos del sur de Arizona estaba "albergando" personas.

En una serie de tweets, el jefe del Sector Tucson de BP, Roy Villareal, anunció que agentes de la Patrulla Fronteriza del Sector Tucson y Operaciones Aéreas y Marinas del ramo de Aire Tucson ejecutaron una orden federal en el Campamento Byrd. Villareal escribió que esta era la segunda vez que el "llamado campamento samaritano" había sido allanado en los últimos tres meses. En julio, agentes de la Patrulla Fronteriza, incluidos miembros del equipo táctico de la agencia conocida como BORTAC, allanaron el campo No More Deaths y arrestaron a más de tres docenas de personas que estaban recibiendo atención médica, comida, agua y refugio.

Mientras tanto, la propia cuenta de Twitter de No Más Muertes anunció que los agentes ingresaron al campamento para una "posible redada" a las 6:45 p.m. y dijo que seguirían actualizaciones. El video de un teléfono celular muestra a varios Chevy Tahoes de la Patrulla Fronteriza conduciendo hacia el campamento, acompañados por el Bearcat blindado mientras un helicóptero Blackhawk sobrevolaba.

NMD dijo que los agentes "persiguieron y aterrorizaron a los que estaban recibiendo atención, todo mientras el helicóptero volaba a poca altura sobre ellos levantando polvo y escombros, lo que hacía casi imposible ver.”

También dijeron que los agentes "rompieron ventanas, rompieron puertas y destruyeron la infraestructura esencial del campamento, así como los suministros." Las fotografías del grupo mostraban una pantalla portátil estructurada volcada.

La redada se produjo después de que la Patrulla Fronteriza comenzara a vigilar el campamento el sábado, dijo Marissa Butler, una voluntaria de No More Deaths. Esto creó un "ambiente antagónico y angustioso para quienes recibieron atención desde la noche del sábado", dijo el grupo.

En un comunicado, NMD dijo que la Patrulla Fronteriza "se ha negado en múltiples ocasiones a reunirse con voluntarios para discutir acuerdos compartidos previos que defendían el derecho a brindar ayuda humanitaria". Y, el grupo dijo que el jefe del sector, Villareal envió a los representantes de No Más Muertes "una carta formal afirmando esta negativa".

El Comité Unitario de Servicio Universalista, un grupo religioso que apoya a No Más Muertes como ministerio oficial, calificó la redada de "intimidación y manipulación" y confirmó que entre las 19 personas detenidas, siete eran voluntarios de No Más Muertes.

"Estamos profundamente consternados al enterarnos de la redada del 5 de octubre en el campo No Más Muertes", dijo la reverenda Mary Katherine Morn, presidenta de la UUSC (El Comité Unitario por sus siglas en inglés).

Jefe del sector Tucson defiende redada de octubre

Durante una entrevista en octubre con TucsonSentinel.com, Villareal defendió la última redada, y dijo que si bien su agencia y No More Deaths tienen una "misión mutua", la agencia "hará cumplir" la ley de inmigración estadounidense.

Cuando llegó por primera vez al Sector de Tucson como su jefe, Villareal dijo que se reunió con el liderazgo de NMD y habló con el grupo sobre una "misión mutua, prevenir la pérdida de vidas y brindar ayuda" en el desierto. Sin embargo, durante esa reunión , Tuve muy claro que la misión es la seguridad fronteriza y hacer cumplir la ley, siempre y cuando permanezcan dentro del alcance de la ley ".

Y cuestionó la idea de que la relación entre NMD y Tucson Sector se estaba deteriorando durante su mandato. "La relación no se está deteriorando, pero hay una línea clara de aplicación en la que vamos a tomar medidas", dijo. En las últimas semanas, Villareal dijo que no podía reunirse con el grupo porque estaba esperando un "entendimiento claro" de la Fiscalía de los Estados Unidos en Arizona. "Es una situación única", dijo, porque existía la posibilidad de una investigación para el enjuiciamiento penal.

"No me opongo a ninguna organización que brinde" ayuda humanitaria, pero ese grupo "tiene que asumir claramente que hay leyes que nosotros hacemos cumplir, y que deben acatar esas leyes," dijo Villareal.

Desde esa entrevista, Villareal se dirigió a Washington D.C. para ayudar con la planificación en la sede de CBP y, mientras tanto, fue reemplazado por el veterano de 25 años John Modlin. Modlin publicó en Twitter que se desempeñaba como agente de patrulla en jefe interino en el sector de Tucson.

"Si bien cada parte de este país tiene sus desafíos únicos, mi misión como agente de la Patrulla Fronteriza siempre ha sido la misma: proteger nuestras fronteras y garantizar la seguridad de nuestras comunidades," escribió Modlin. "Espero trabajar con los muchos socios gubernamentales, tribales y comunitarios de Tucson Sector mientras continúo con esa misión en el sur de Arizona," agregó.

Redada de julio vinculada al sindicato de la Patrulla Fronteriza, signo de una relación que se desmorona entre la agencia y los voluntarios

Después de que ocurrió la redada en julio, No Más Muertes publicó imágenes que mostraban una línea de vehículos que se dirigían al campamento, incluido un vehículo blindado conocido como Bearcat que transportaba a miembros de la Unidad Táctica de la Patrulla Fronteriza. La unidad de élite conocida como BORTAC se hizo famosa durante el verano por su participación en la respuesta del gobierno federal a las protestas en Portland, Oregon.

TucsonSentinel.com relies on contributions from our readers to support our reporting on Tucson's civic affairs. Donate to TucsonSentinel.com today!
If you're already supporting us, please encourage your friends, neighbors, colleagues and customers to help support quality local independent journalism.

"Durante dos horas, en la oscuridad, detuvieron y persiguieron a las personas que recibían atención mientras un camarógrafo de la Patrulla Fronteriza filmaba la escena," dijo un voluntario de No More Deaths. "El día anterior, los agentes habían ingresado a la propiedad sin una orden judicial y detuvieron a una persona que estaba recibiendo atención. La Patrulla Fronteriza estableció vigilancia las 24 horas alrededor del perímetro, disuadiendo a cualquier otra persona de ingresar al campamento para buscar ayuda."

Un portavoz de la agencia confirmó la redada de verano y dijo en un comunicado que los agentes del Sector de la Patrulla Fronteriza de Tucson, con el apoyo de la Rama Aérea de Tucson de CBP Air and Marine Operation "ejecutaron una orden de registro federal en el campo No Más Muertes cerca de Arivaca, Arizona." Los agentes detuvieron a "más de tres docenas" de personas sospechosas de cruzar ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y México, dijo.

"Cuando allanaron nuestro campo de ayuda humanitaria anoche, la Patrulla Fronteriza tenía una orden judicial, pero se negó a mostrarla al entrar,'' dijo No Más Muertes sobre el incidente de julio. "La orden especificaba la incautación de todos los teléfonos celulares y el papeleo, en un claro intento de suprimir la documentación de sus acciones."

El grupo calificó la "redada de estilo militar" de julio en la estación de socorro como un "claro ejemplo del patrón mortal de la Patrulla Fronteriza de interferir con la ayuda humanitaria."

"Muchos voluntarios de No Más Muertos trabajan como técnicos de emergencias médicas, paramédicos, enfermeras y médicos. Los voluntarios están capacitados para respetar la autonomía de las personas que reciben atención, como es una práctica estándar en el campo médico, solo llaman al 911 y a la Patrulla Fronteriza con el consentimiento del paciente. Todos las personas en el campamento habían sido evaluadas médicamente, estaban estables y estaban recibiendo atención continua," dijo el grupo sobre el incidente del verano.

El grupo se quejó en julio de que agentes "ingresaron hoy a nuestro campo de ayuda humanitaria cerca de Arivaca AZ sin una orden judicial, deteniendo a una persona, en una clara priorización de una estrategia de solo aplicación." En un video publicado en Twitter, un agente de la Patrulla Fronteriza en un vehículo todo terreno pasa frente al letrero del campamento, una puerta del vehículo que está pintada de verde y tiene las palabras en español "No más muertos" y "Bienvenidos" pintadas a mano.

Los voluntarios de No Más Muertes dijeron entonces que los agentes de la Patrulla Fronteriza habían "establecido un puesto de control" en la vía pública en las afueras del Campamento Byrd y estaban "deteniendo y registrando todos los vehículos que salían."

En un comunicado sobre la redada de julio, un portavoz de CBP (Aduanas EE. UU. por sus siglas en inglés) dijo que los agentes del sector de Tucson "detectaron un presunto grupo de extranjeros ilegales que se movían hacia el norte desde la frontera internacional entre México y Estados Unidos". Los agentes rastrearon a los presuntos extranjeros ilegales hasta un área cerca de Arivaca. Arizona," dijo. "La Patrulla Fronteriza está llevando a cabo operaciones policiales en el área."

El grupo pidió apoyos para llamar a los funcionarios de la agencia y "exigir que los agentes se retiren y respeten la ayuda humanitaria."

"Una vez más, la Patrulla Fronteriza está concentrando sus recursos en interferir con la ayuda humanitaria durante la época del año más mortífera para las personas que cruzan la frontera," dijo Paige Corich-Kleim, una de las voluntarias del grupo, en julio. "La gente está muriendo en el desierto debido a la política de control fronterizo, y ahora la Patrulla Fronteriza quiere evitar que la gente acceda a asistencia vital. Consideramos que esto es una clara violación del derecho internacional humanitario."

El grupo también señaló que tuvieron que solicitar a los agentes que se pusieran cubreboca, como defensa contra la propagación del COVID-19.

Esto es a pesar de una declaración de mayo de funcionarios de la agencia que dijo que, "los oficiales de CBP están obligados en este momento a utilizar máscaras aprobadas por la agencia cuando realizan funciones laborales que implican un mayor riesgo de exposición al COVID-19. Estas funciones laborales incluyen encuentros con el público viajero."

Like what you're reading? Support high-quality local journalism and help underwrite independent news without the spin.

En 2019, los funcionarios federales intentaron enjuiciar al Dr. Scott Warren, voluntario de No Más Muertes, quien fue acusado de dos cargos de albergar a extranjeros ilegales y un cargo de conspiración para transportar y albergar a extranjeros ilegales. La primavera pasada, un jurado dijo que no pudo tomar una decisión sobre los cargos, lo que resultó en un juicio nulo. El gobierno retiró el cargo de conspiración y trató de acusar a Warren de dos cargos de albergue, pero en noviembre, un segundo jurado se negó a condenarlo.

Otros voluntarios de NMD fueron acusados ​​y procesados ​​por conducir un vehículo hacia el desierto en Cabeza Prieta y por dejar comida, agua y otros suministros. Un juez federal desestimó las condenas de cuatro voluntarios de NMD en enero, y en febrero, los fiscales retiraron un cargo de delito menor contra Warren.

Los voluntarios de No Más Muertes vincularon la redada de julio con la publicación de dos documentos vinculados a una redada similar hace poco más de tres años, incluido un correo electrónico que señala que la unidad táctica de la agencia, o BORTAC, estaba involucrada. La unidad de élite conocida como BORTAC se ha hecho famosa por su participación en la respuesta del gobierno federal a las protestas en Portland, Oregon durante las últimas dos semanas.

El día antes de la redada en julio, los voluntarios de NMD publicaron documentos que mostraban que el Consejo Nacional de Patrulla Fronteriza se había quejado del grupo.

"Esta escalada se produce solo un día después de que NMD publicara documentos que revelan que el sindicato de la Patrulla Fronteriza (una organización extremista antiinmigrante pro-Trump) provocó una redada en nuestro campamento en junio de 2017, pidiendo apoyo a BORTAC, la unidad de operaciones especiales de la agencia." voluntarios escribieron.

El 15 de junio de 2017, agentes del sector de Tucson llegaron al campamento de NMD con una orden judicial y arrestaron a cuatro mexicanos sospechosos de ingresar al país sin autorización. Después de la redada, un portavoz defendió a la agencia diciendo que los hombres fueron vistos con "tecnología de vigilancia" y caminaban hacia el norte por una "ruta conocida de contrabando."

Otros agentes rastrearon a los hombres hasta el campo No Más Muertes, pero "no encontraron señales de los individuos que abandonaron el campo", escribió. El portavoz escribió que los agentes "se acercaron a los representantes del Campamento No Más Muertes para continuar una relación de trabajo positiva y resolver la situación de manera amistosa."

"Las conversaciones, sin embargo, no tuvieron éxito", dijo.

- 30 -
have your say   

Comments

There are no comments on this report. Sorry, comments are closed.

Sorry, we missed your input...

You must be logged in or register to comment

Read all of TucsonSentinel.com's
coronavirus reporting here »

Click image to enlarge

No More Deaths

A Border Patrol agent at the No More Deaths camp in 2017.

Categories

news, politics & government, border, crime & safety, faith, local, arizona, breaking, en español