Sponsored by

Local

Auditoría muestra que Patrulla Fronteriza se ve obstaculizada por tecnología obsoleta

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU., CBP por sus siglas en inglés, presenta un rezago respecto a la tecnología más actualizada y al personal necesario para asegurar la frontera suroeste de 1,954 millas con México, según una auditoría del inspector general.

CBP ha adquirido solo el 28 % de la nueva tecnología planificada para detecciones fronterizas, a pesar de recibir $743 millones para tales actualizaciones desde 2017. La auditoría, realizada en febrero por el Departamento de Seguridad Nacional, dijo que CBP carece de herramientas, tecnologías y mano de obra, así como de una forma confiable de evaluar la efectividad del equipo en uso.

“El cambio de prioridades, los retrasos en la construcción, la falta de soluciones tecnológicas disponibles y las limitaciones de financiación obstaculizaron las implementaciones planificadas de CBP”, dijo la auditoría. “En consecuencia, la mayoría de los sectores de la Patrulla Fronteriza del Suroeste todavía dependen predominantemente de sistemas e infraestructura obsoletos con capacidades limitadas”.

Pero el sector de Tucson de CBP, uno de los más activos para detener a inmigrantes indocumentados y bienes ilegales, parece estar en mejor forma que muchas de las otras estaciones.

La auditoría de febrero muestra que el sector de Tucson de 262 millas ha implementado 84 de 97 actualizaciones planificadas de torres y vigilancia desde 2014, mientras que las secciones de Big Bend, Del Río y El Paso no han completado ninguna. Esto deja a los sectores fronterizos vulnerables a las actividades delictivas, según el informe.

Kevin Hecht, un agente de CBP en Nogales, dijo que su estación es la más concurrida del sector de Tucson, la cual va desde la frontera entre Nuevo México y Arizona hasta la línea del condado de Yuma, y ​​funciona bien con el equipo que tiene. Eso incluye torres integradas que detectan personas en áreas rurales con sensores, videovigilancia remota y sistemas de vigilancia móvil, como iluminadores láser para ver durante la noche.

“Así que estamos un poco más avanzados porque fuimos los primeros en recibir todo esto, y además obtenemos las actualizaciones basadas en esos avances”, dijo Hecht. “No nos basamos en cualquier informe que leas. Creo que estamos un poco más allá de eso porque fuimos una de las primeras estaciones en recibir las tecnologías más nuevas”.

Desde el año fiscal 2017, CBP ha recibido casi $7 mil millones de dólares en asignaciones para adquisiciones, construcción y mejoras a lo largo de la frontera sur, la gran mayoría para la construcción del muro fronterizo.

TucsonSentinel.com relies on contributions from our readers to support our reporting on Tucson's civic affairs. Donate to TucsonSentinel.com today!
If you're already supporting us, please encourage your friends, neighbors, colleagues and customers to help support quality local independent journalism.

El Departamento de Seguridad Doméstica calificó el uso de la tecnología como “un multiplicador de fuerza invaluable” para mantener segura la frontera.

La auditoría de febrero también dijo que CPB carece de tecnología para detectar túneles. Y los puestos vacantes en la agencia dificultan el uso completo de la tecnología de vigilancia, así como el mantenimiento de los sistemas y la infraestructura de TI. El informe muestra 1,324 vacantes de contratación a lo largo de la frontera suroeste, incluidas 167 vacantes de los 3,658 agentes asignados para el sector de Tucson.

“En general, estas deficiencias han limitado la capacidad de CBP para detectar y prevenir la entrada ilegal de personas que no son ciudadanas y que pueden representar una amenaza para la seguridad nacional”, dijo la auditoría. “La implementación de tecnologías adecuadas es esencial para que CBP garantice un control operativo completo de la frontera sur”.

Numerosos reportes de auditoría durante los últimos años han resaltado la preocupación con relación a la capacidad de CBP para asegurarse de que su tecnología de la información respalde las misiones fronterizas, según la auditoría.

Una auditoría de septiembre de 2020 dijo que la CBP carece de una estrategia integral para adquirir y evaluar lo que llama tecnología de “inspección no intrusiva”. Eso incluye sistemas de imágenes de rayos X y rayos gamma a gran escala, y tecnologías portátiles y de mano que se utilizan para inspeccionar automóviles, autobuses, camiones, contenedores marítimos y vagones de ferrocarril.

La auditoría dijo que la compra y la supervisión de este equipo crucial estaban fragmentadas, lo que provocó una falta de planes de prueba para el equipo y el personal necesario para operarlo. Seguridad Nacional y CBP no estuvieron de acuerdo en que su plan estaba fragmentado.

La auditoría de febrero recomendó que CBP actualice su plan de tecnología anterior, forme un proceso para medir la efectividad de la tecnología y se comunique con la oficina de Seguridad Nacional para garantizar que toda la tecnología cumpla con los requisitos.

La inspectora general adjunta, Kristen Bernard, dijo que la CBP respondió al informe de febrero con un nuevo plan, que consiste en evaluar cada año las necesidades de capacidad, el costo y las tecnologías.

CBP en otoño le dio a Cronkite News un recorrido por su equipo y tecnología en Tucson y Nogales. Hecht dijo que los agentes de su sector confían en que la tecnología actual, incluidos algunos sistemas improvisados ​​que no fueron diseñados originalmente para la protección fronteriza, funciona.

La tecnología no convencional incluye robots controlados por agentes para explorar los numerosos túneles debajo de la frontera en busca de drogas y otro tipo de contrabando. Los robots fueron diseñados originalmente para inspeccionar vehículos en busca de bombas y otros dispositivos.

“Lo ideal es que podamos enviar un robot a un túnel en lugar de un agente, especialmente cuando se trata de aguas residuales y sucias”, dijo Hecht.

En Nogales, hay una sala de control donde a cada agente se le asigna un monitor para rastrear e informar.

“Tenemos esas cámaras monitoreando para ver si hay algún tipo de incursión porque años atrás no contábamos con esa tecnología ahí”, dijo el agente de CBP Alan Regalado.

Regalado explica que la tecnología ayuda a los agentes a responder a la actividad en el desierto y cerca de la frontera “de manera oportuna”.

El desierto de Sonora es un lugar peligroso, con vida silvestre, terrenos prohibidos y temperaturas insoportables, pero muchos migrantes ignoran esos riesgos e intentan cruzar la frontera a kilómetros de distancia de los puertos de entrada. Cientos mueren allí cada año.

CBP también utiliza pequeños drones para inspeccionar la frontera, así como para apoyar las operaciones de búsqueda y rescate. Los funcionarios del sector de Tucson dijeron a los auditores que han sido utilizados para buscar migrantes indocumentados que se pierden en el vasto desierto.

“Cuando hay una emergencia médica, la inmigración es lo último que tenemos en la cabeza. Lo que estamos tratando de hacer es salvar a esa persona”, dijo el agente de CBP Jesús Vasavilbaso, y agregó que más de 230 agentes también son técnicos médicos de emergencia certificados.

La tecnología es una parte muy importante de las detenciones y rescates de migrantes.

“Tanto los traficantes como los migrantes estarán camuflados de la cabeza a los pies. Llevarán una alfombra en la suela de sus zapatos, por lo que no se pueden ver sus huellas”, dijo Keith Kincannon, un agente de supervisión aérea y marina de la CBP.

Alexander Zamora, otro supervisor aéreo y marítimo, dijo que aviones y helicópteros brindan a los agentes “este ojo en el cielo” cuando se detecta actividad en el desierto.

“Básicamente”, dijo Kincannon, ”cuando estás mirando un paisaje natural, sólo estás buscando algo que parece fuera de lugar. Ya sabes, ángulos rectos o colores que no verías en un entorno natural. Se necesita mucha práctica para ser bueno en eso, incluso con toda esta tecnología”.

La Patrulla Fronteriza y la rama aérea y marítima de Tucson trabajan en estrecha colaboración para atacar la actividad ilegal y confiscar o arrestar, según la situación. Los dispositivos de comunicación son la mayor ayuda para ellos mientras están a kilómetros de distancia entre sí.

“Estamos constantemente volando al desierto, podemos ver toda esta actividad, fijar las coordenadas y volver ahí, ya que tenemos agentes que apoyarán esta actividad en particular en esa área”, dijo Zamora.

Bernard dijo que la tecnología “notifica en tiempo real los cruces ilegales o cualquier actividad a lo largo de la frontera, y eso contribuye en gran medida a la respuesta táctica”.

CBP aún no ha respondido qué cantidad de los $743 millones se asignó al sector de Tucson.

Bernard dice que CBP continuará revisando sus necesidades de tecnología, fondos disponibles y prioridades para la frontera sur cada año.

Este reportaje fue redactado originalmente en inglés por Miriam Ordoñez/Cronkite News.

Support TucsonSentinel.com today, because a smarter Tucson is a better Tucson.

- 30 -
have your say   

Comments

There are no comments on this report. Sorry, comments are closed.

Sorry, we missed your input...

You must be logged in or register to comment

Read all of TucsonSentinel.com's
coronavirus reporting here »

Click image to enlarge

Kasey Brammell/Cronkite News

El agente de la Patrulla Fronteriza Kevin Hecht muestra un robot en el área de capacitación de CBP, que incluye un túnel para que los agentes tengan una idea de las condiciones en las que pueden necesitar desplegar un robot.

Categories

news, politics & government, border, crime & safety, sci/tech, local, arizona, nation/world, mexico/latin america, breaking, Cronkite News, en español

Read more about

asylum, cbp, dhs, federal funding, immigration,